Cómo tener una oficina abierta y al mismo tiempo privada

Para una persona que se encuentra a la cabeza de una compañía es realmente importante poder tener dos cosas en su oficina, siendo la primera de ellas la capacidad de poder controlar de forma general todo el movimiento dentro de la empresa desde su sitio, solo desde un punto de vista meramente visual y la otra es, tener privacidad cuando es necesario y lograr ambas era complicado hasta hace poco.

Vidrio que cambia de color
Decimos hasta hace poco porque precisamente te diremos como lograrlo y es gracias a una nueva tecnología, la cual evita que caigas en los extremos que puede tener el diseño de tu oficina, tanto si fuera demasiado privada o si fuera demasiado pública; la respuesta es privacy glass, un vidrio que puede cambiar en un instante de ser transparente y dejarte ver todo el piso desde tu puesto en lo alto, a ser blanco y darte la privacidad que necesitas para tratar un caso específico o a una visita de la empresa.

Este tecnológico material hace que puedas dar revisiones durante pequeños lapsos de tiempo a tus trabajadores en un piso cuando tengas el vidrio en forma transparente, pero para evitar generarles estrés, tornarlo blanco también cada cierto tiempo para que trabajen más tranquilamente; este es un equilibrio que no podría darte el vidrio convencional jamás.

Por otro lado, como hemos mencionado, si en alguna ocasión vas a tener una visita de un superior, de un cliente e incluso para cuando tengas que llamar la atención personalmente a un empleado, el vidrio se torna en segundos de color blanco y no permite que nadie vea lo que ocurre al interior, dándote la privacidad que deseas y necesitas para cada una de estas actividades; ya es momento de que hagas tu oficina con este material.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reparación de fugas

Juegos de mesa para beber chupitos

Razones ventajosas para hacer videos corporativos de Empresas