Bebés en la playa

Mucha gente se plantea, cuando tiene un bebé durante el período de vacaciones, si puede o no ir a la playa.
Que cuando es el momento ideal a partir de qué mes que necesita etcétera.
La verdad es que la mayoría de estas preguntas no tienen una respuesta exacta, pero por lo general seguir unas pautas parecidas ayudan considerablemente a la calidad de vida tanto del bebé como de los padres en el momento de ir a la playa.

Hay madres que normalmente se niegan a que por el hecho de haber tenido un bebe se pierdan el momento satisfactorio y tan merecido de unas vacaciones, y no entienden por qué antiguamente mucha madres hasta que su hijo no estaba cerca de los 2 o 3 años no se podía ir a la playa ahora todo esto por lo general ha cambiado pero que pautas debemos seguir para no cometer ningún error ahora os vamos a enumerar.

Es bueno ir poco a poco a la playa comprobar que llevamos todo el equipo y como mínimo se recomienda que él bebe tenga cerca de 1 año, una buena época es a partir de los 10 11 meses de edad y nunca en las horas centrales, lo ideal es al amanecer (de 9 a 10) o al anochecer (de 8 a 9) cuando los rayos solares son menos nocivos.
Antes, no es nada aconsejable pero lo ideal es que siempre consultes con tu pediatra o médico de cabecera.

Al principio hay que intentar estar poco tiempo así no agotaremos a nuestro hijo.
Los pañales deben de ser específicos para la playa, pero sobre todo si nos vamos a bañar con nuestro hijo lo mejor es ponerle un bañador e intentar evitar meterse con pañales dentro del agua cuando salgamos se los volveremos a poner eso si con el culito bien seco, y previamente enjuagar su delicada piel con agua limpia.

Los pies, si nuestro bebe está empezando a andar o ya anda debemos de comprar un calzado específico para la playa que deje respirar la piel y que les proteja del calor de la arena y de cualquier elemento que pueda lesionar sus delicados pies, eso sí, debemos comprobar que no hace excesivo calor y la arena no quema y comprobamos que está lo suficientemente limpia no es malo que un ratito nuestro bebé tenga la sensación placentera de sentir la arena bajo sus pies.

La piel, es muy importante proteger la piel del bebe por eso no debemos ir a la playa cuando el sol esté a medio día y debemos de evitar las horas centrales, si vamos con el bebé a la playa cuando se esté poniendo el sol o cuando esté amaneciendo, ojo nunca en las horas centrales.

La crema de protección solar nos la debe de recomendar nuestro pediatra pero normalmente al principio debe de ser total como mínimo 50 +, debemos de intentar llevar una tienda de campaña a la playa especifica que proteja de las radiaciones ultravioleta y también que proteja de las rachas de viento a nuestro bebé.

Los ojos también deben de estar protegidos, con una gafas de sol específicas para bebe con algún sistema para que no se le caigan ni molesten y se quiten de forma rápida, aunque a nosotros no nos gusten debemos de llevar puestas una pues los niños la mayoría de las veces se convencen cuando ven a los mayores que las usan y tienden a imitarlos.

Además deben de ir acompañadas de un gorrito que los protejan de los destellos del sol.
Si podemos que toda la ropa tenga una etiqueta que ayude a la protección ultravioleta y que nuestro hijo lleve sombrero y camiseta incluso cuando no bañeros con él.

Los juguetes que llevemos a la playa, no necesariamente tienen que ser muchos, hay veces que con una pala y un cubo es suficiente, pues debemos de intentar que el niño fomente su imaginación haciendo castillos de arena.

Sobre todo llevar mucha agua para evitar la deshidratación estar cerca de casa y estar bien preparados, mini botiquin, alimentos.

Via Rocking Baby



Comentarios

Entradas populares de este blog

Reparación de fugas

Juegos de mesa para beber chupitos

Razones ventajosas para hacer videos corporativos de Empresas