lunes, 2 de enero de 2017

Coches de bebé seguros

Todos los padres quieren lo mejor para sus hijos, en especial cuando están en esa etapa en la cual no pueden valerse por sí mismos. En tal sentido, la seguridad es una de las primeras medidas por la que mamá y papá se preocupan. Este instinto de protección se dispara cuando es hora de salir con nuestros retoños a la calle, y con todos los implementos que necesitamos llevar con nosotros (pañales, biberones, juguetes y ropa adicional, por nombrar algunos), necesitamos un cochecito para que el infante esté lo más cómodo y seguro posible.

Cochecito seguro

No obstante, a la hora de llevar a nuestros bebés, es prudente que tomemos en cuenta las siguientes precauciones:

Base amplia

Mientras más amplia sea la base, mayor estabilidad y menor será el riesgo de tumbarse.

Frenos fáciles de activar

Asegúrate que el coche tenga frenos que puedas operar con facilidad y que tu bebé no pueda desactivarlo desde el asiento.

Doble cabina, un solo reposa pies

En caso de que tu bendición sea doble, es mejor que tu coche doble tenga un solo, ya que los pies de tus pequeños pueden enredarse en el espacio que se deja cuando es un reposa pies.

Siempre vigilante

Cuando andes con tu bebé en cochecito, mantente alerta en todo momento. Asegúrate siempre de:
·      Abrochar el cinturón de seguridad al colocar al bebé en el asiento
·      Usar los frenos siempre que necesites hacer una parada
·      Mantener siempre asegurados los juguetes y accesorios del coche
·      No sobreexponer el coche al sol: esto puede hacer que las piezas se calienten excesivamente y le generen quemaduras por contacto a tu bebé
·      Ten cuidado al doblar el coche, pues tu nene o nena pudiese meter sus deditos en el lugar y el momento menos indicado.

·      Nunca te alejes del coche si tu bebé está en el.

No hay comentarios:

Publicar un comentario